0
Continuar

No hay artículos en el carro

Ted Baker Miylan 3. Zapatos de Cordones Brogue para Hombre

€311.73

 €84.16
Ahorre: 73% descuento

Añadir al carro:

Material exterior: Piel Nobuck
Revestimiento: Cuero
Material de la suela: Goma
Cierre: Cordones
Tipo de tacón: Plano
Elegante bota brogue en cuero pulido acabado a mano. Con diseño atemporal. trabilla en el talón y pespuntes decorativos. Suela con estampado Koi de Ted Baker rodeado de una capa de goma transparente. Forro de cuero de color intenso con estampado interior y logotipo de la marca Ted Baker. Los cordones están disponibles en dos colores. Protege tu calzado de cuero. Una buena idea a la larga es utilizar un pulverizador protector/impermeable para cuero. ante y nobuk naturales. que protegerá tu calzado de la lluvia. las manchas y las marcas. Recuerda siempre utilizar primero el producto sobre una pequeña superficie que no se vea mucho antes de limpiar la mancha. Estos aerosoles se venden en comercios o en tu zapatero habitual.  Evita en la medida de lo posible el contacto de estos materiales con agua. grasa. perfumes y cosméticos. Algunos protectores y limpiadores impermeables pueden oscurecer el tono del cuero. por lo que debes tenerlo en cuenta al utilizarlos. Un artículo de cuero puede durar toda una vida si se cuida bien y de forma regular. Hay que limpiar y rehidratar el cuero con frecuencia para que mantenga su textura y durabilidad. Los zapatos de cuero que se usan a menudo deben limpiarse y acondicionarse de forma regular para que duren. No utilices detergentes fuertes. como el de la lavadora. para limpiar el cuero. Utiliza siempre un producto que mantenga los aceites lubricantes naturales del cuero en vez de productos que los eliminen. Utiliza limpiadores como el jabón para cuero y un  paño húmedo para eliminar restos de suciedad. A continuación. aplica crema para nutrir el cuero. Con la ayuda de un trapo suave. limpia el cuero natural con movimientos pequeños y circulares para que absorba el producto. Si la superficie tiene arañazos o cualquier otro defecto. acondiciona el cuero con una crema un tono más claro que el color del zapato. Para cuero blanco. utiliza agua y jabón. Prepara una solución mezclando unas gotas de jabón de fregar líquido y agua templada y sumerge un paño dentro. Escurre el paño y frota el cuero suavemente para eliminar la suciedad incrustada. Echa un poco de laca suave para el pelo sobre el cuero y limpia la superficie a continuación con la ayuda de un paño suave. Ten cuidado de no echar demasiada laca ni apelmazar el cuero con la laca. Guarda siempre el calzado en un lugar alejado de la luz y del calor. y protegido de la lluvia y la humedad. Cuando no utilices tus zapatos. guárdalos en sus propias cajas y rellénalos con papel. Si los zapatos están húmedos o mojados. no utilices un secador ni ninguna otra fuente de calor para secarlos. Rellena cada zapato con papel absorbente. como papel de periódico o de cocina. No metas más papel del necesario. ya que el material podría ensancharse. Déjalos toda la noche o hasta que estén secos. Procura no utilizarlos hasta que estén completamente secos. Recomendamos utilizar hormas para mantener la forma de los zapatos.